viernes, 15 de enero de 2016



una genialidad que nadie nunca escribió.
una frase que cambia según el lector.
los lugares seguros y mas visitados, desaparecen cuando te leo.

esos asientos pensados para dos.
ese par de nombres pesados y muertos de calor.
querer pensar es inútil cuando siento tus dedos.









No hay comentarios:

Publicar un comentario